Bienvenida

El Papa Francisco, en la Bula del Jubileo de la Misericordia nos dice: “Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio. Será un modo de despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza y de entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina” (MV n.15). En medio del Año Jubilar de la Misericordia, en la palabra del Papa Francisco descubrimos una invitación personal a vivir como testigos y misioneros de la Caridad, al compromiso personal de dejar nuestra propia huella en este mundo, para que sea más justo, sostenible y solidario.

Espero que, en esta Memoria del año 2015 se vea que detrás de cada número y cada estadística, hay historias reales de personas con vidas “complicadas” o “rotas”, a las que tratamos de acercarnos, saliendo a su encuentro a través de nuestra red de acogida en toda la Región de Murcia, a través de las Cáritas Parroquiales de la Diócesis de Cartagena y en los Programas de Acción Social Especializada, prestándoles ayudas urgentes de primera necesidad y fundamentalmente, tratando de escucharles y  generar procesos de acompañamiento integral para que puedan salir de esa situación de pobreza y exclusión, y vivir con toda la dignidad que en justicia se merecen todas las personas. Y en esta tarea, y en la lucha por la erradicación de las causas estructurales de la pobreza estamos y seguiremos poniendo un mayor esfuerzo.

En este balance anual que aquí presentamos, reflejamos los datos del trabajo realizado en nuestras Cáritas Parroquiales, en nuestros Programas de Acción Social Especializada (infancia, empleo y formación, inmigración, casas de acogida, entre otros). Quiero resaltar que seguimos, desde Cáritas, creando espacios de esperanza, apoyando la promoción de la persona con servicios de acogida y orientación laboral, acompañando procesos de desarrollo integral e inserción laboral, cursos de formación, prospección e intermediación laboral e impulsando iniciativas de Economía Social.

Tras las celebración del año Diocesano de la Caridad e inmersos en el Jubileo de la Misericordia, damos un paso más en nuestro compromiso con las personas más necesitadas de nuestra sociedad y con su potencial, con la creación de una Empresa de Inserción Laboral y con el proyecto diocesano, encomendado por nuestro Obispo D. José Manuel Lorca Planes, de una Escuela de Formación en Hostelería, con un restaurante anexo, situado en el convento de Las Agustinas y  cuyas obras de restauración ya han comenzado. El objetivo de esta escuela es que los alumnos puedan salir con una titulación homologada y una experiencia laboral que les permita incorporarse al mercado laboral en las mejores condiciones personales y profesionales posibles.

Mi última palabra es gratitud, desde el corazón de Cáritas que es Jesucristo. Gracias a todos los que nos ayudáis en la misión, con vuestra oración, vuestra limosna y apoyo. ¡GRACIAS!

José Saura Martínez.

Director de Cáritas Diócesis de Cartagena.

jose saura