Un poco de historia

Cáritas fue instituida en la Diócesis de Cartagena en 1955 y su erección canónica se produjo por decreto de erección del Excmo. Sr. D. Ramón Sanahuja y Marcé del 15 de junio de 1964, constituyendo una corporación con arreglo al Derecho Canónigo, y tiene personalidad eclesiástica pública, así como civil por su inscripción en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia con el número 103-SE/C en 24 de febrero de 1981, al amparo del Art. 1.2 del acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede sobre asuntos jurídicos de 3 de enero de 1979. Está a su vez federada en Cáritas Española.

Cáritas Diocesana tiene plena capacidad para obrar, actuar con libre iniciativa y respinsabilidad propia, y goza de autonomía plena en la administración de sus bienes y recursos, con sujeción al Ordenamiento Canónico. Por su propia naturaleza, es una entidad sin ánimo de lucro, inscrita en Centro de Servicios, el Registro de Entidades, y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de la región de Murcia en fecha 30 de abril de 1993. Está inscrita también en el registro General de Entidades de Voluntariado de la Región de Murcia.